domingo, 2 de diciembre de 2012

Cruz del Waraira Repano enciende la navidad en Caracas


Caracas, 01 Dic. AVN.- Una de las formas de ubicación geográfica para los caraqueños es el Waraira Repano, él es el norte, y cada 1º de diciembre, desde 1963, el "sultán enamorado" -como lo llamó Juan Antonio Pérez Bonalde- guarda un espacio para la cruz iluminada, referencia del inicio de la navidad para los capitalinos.
Este año, el encendido se hizo desde la sede de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), donde trabajadores de la empresa y del Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica junto a sus familiares y personas de la comunidad de San Bernardino, disfrutaron del evento que dio inicio a la temporada decembrina.
La actividad contó con la participación del ministro del Energía Eléctrica, Héctor Navarro; el viceministro para Nuevas Fuentes de Energía Eléctrica, Héctor Constant; y Fabián Flores, director general de energías alternativas del mencionado ministerio, quienes dirigieron unas palabras a los presentes en las que calificaban este evento como un encuentro para la paz.
"Esta es una tradición que une a todos los venezolanos, indistintamente de su condición religiosa o política, pues a pesar de ser un símbolo cristiano, el sentido de este encendido nos convoca a todos: ateos, musulmanes o judíos. Lo importante es que seamos personas de buena voluntad, porque en este país todos tienen derecho a vivir en paz, a expresarse, circular por las calles y ganarse la vida creyendo en lo que quieran creer, sobre la base de la tolerancia, la cooperación y el amor. De eso se trata este evento", expresó el ministro Navarro.
Constante agregó que esta actividad debe invitar a los ciudadanos a ver en la cruz un ejemplo de ahorro de energía.
"Antes, para la cruz, se colocaban 72 bombillos incandescentes de 150 vatios cada uno. Hoy hay 144 bombillos pero son de 20 vatios y tienen la particularidad de ser ahorradores de energía. Este debe ser un ejemplo que nos invite a que en este mes y todos los meses se ahorre energía".
Luis Martínez, supervisor de telecomunicaciones con más de 30 años de labor en Corpoelec, explicó que inicialmente la cruz necesitaba 11.500 vatios de potencia, y ahora se ahorra 75%, pues con los nuevos bombillo sólo se consume 2.400.
La nota musical del evento estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV), junto a la tradicional agrupación infantil, Los Tucusitos. "Por la costa bella, por la costa bella/ se oye una parranda/ son los Tucusitos, son los Tucusitos/ que a ustedes les cantan", cantaron los niños, mientras que el maestro Eduardo Arias dirigía sus voces y al resto de los músicos de la OSV.
No faltaron piezas como Un feliz año pa' ti, el Burrito sabanero y el típico "Tucusito, tucusito, llévame a cortar las flores", que fueron coreadas por todos los asistentes.
Manos creativas e inocentes
Los niños fueron los protagonistas de esta tarde familiar. Tres de ellos fueron los encargados de encender las luces de la cruz, a través del control remoto que se encontraba en la sede de Corpoelec.
La selección de estos pequeños se realizó por medio de un concurso de cuentos, acerca de la forma del uso de la energía. De los 24 niños que participaron en la convocatoria que hiciera el ministerio a los hijos de sus trabajadores y de los empleados de Corpoelec, resultaron ganadores Fabiana Valentina González Ramírez, de ocho años de edad (primer lugar); José Alejandro Orcegano López, de cinco años (segundo lugar) y Anabella Palacios Vega, de ocho años (tercer lugar).
Justo antes del encendido el sacerdote Bruno Masiero realizó la bendición de la cruz, tal como lo ha hecho en los 49 años que tiene esta tradición. "Estamos alegres por la presencia de Jesucristo, quien este año vuelve a ser la gran luz de Caracas. Los niños son la expresión más bella de Dios y esperamos que su gracia y su luz permanezca y perdure".
De igual forma, un aviso de prensa del Ministerio anunció que este encendido se repetirá también en los estados Anzoátegui, Aragua, Amazonas, Bolívar, Carabobo, Lara, Miranda y Nueva Esparta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada